martes, 22 de septiembre de 2015

Pequeñas ideas implantadas esperando ver el resultado de las mismas.

Hola amigos y amigas de Toni y el rol…

… hoy me apetece escribir. Pero un poquito solo, así que seré breve.

Quiero exponer algunas ideas que implantemos de manera bilateral al grupo de jugadores que componen las partidas de la campaña de Cazadores de leyendas y yo como director.

Entre otras cosas, les propuse dos cosas que podían introducir en la partida en el momento que ellos quisieran.

1.- Que ellos mismos como jugadores, se involucren más en la creación del escenario donde se desenvuelve cada una de las escenas.

¿Qué quiero decir con esto?

En primer lugar dejar claro que no quiero que hagan mi trabajo como director de juego. Pero si me gustaría que ellos mismos describieran (no siempre) los lugares donde se encuentran en ese momento.
Como por ejemplo como paso en la partida de ayer, en la que uno de los personajes llevo a sus compañeros a un bar donde podrían charlar tranquilos. Tras hablar con el dueño del bar, bajaron a un reservado (sótano) donde hablarían con tranquilidad. Pues a dicho personaje, le di la libertad de que fuera el quien describiera la habitación en concreto. Y así lo hizo.

Creo que eso es algo que para el jugador le hace involucrarse más en la partida y en su ambientación dejándole aportar a la historia su pequeño gran grano de arena.

Otra de las opciones que se les presento a los personajes en la misma partida fue la elección de si el edificio donde se encontraban contaba con ascensor o simplemente tenia escaleras. Uno de ellos eligió que tenía ascensor. Esto llevo al hecho de que no tendrían la misma visibilidad desde la planta superior desde donde querían vigilar la llegada imprevista de algún vecino ya que el ascensor estaba ubicado justo en el hueco que dejaban las escaleras.

Esta decisión les hizo urdir un plan para avisarse entre ellos de que alguien llegaba al edificio, lo cual les llevo a organizarse y con ello explotar más la narración y creatividad de la escena.
Algo desde mi punto de vista, enriquecedor a la hora de jugar.

2.- Animarles a que cuando tengan que debatir entre ellos como o cual es la mejor manera de  abarcar una situación en concreto, o que estrategia seguir según en qué momento de la trama, se vean libres de decirme a mí como director de juego, “oye Toni, quítate los cascos que queremos debatir cómo actuar en esta situación”.

Creo que de esta manera también puedo evitar el metarol que pueda cometer sabiendo de antemano cuales van a ser sus acciones. Aunque tengo que decir que siempre suelo mantenerme fiel a las decisiones que tomo antes o después de saber cómo van a actuar los jugadores.

Con estas dos opciones lo que pretendo es que la experiencia de juego para los jugadores sea más enriquecedora.

¿Qué me estoy equivocando en estas decisiones?, no lo sé, puede que sí. Pero me gusta buscar maneras en los que los jugadores se vean más involucrados en las partidas de lo que lo están haciendo hasta ahora. Siempre y cuando ellos quieran y estén de acuerdo evidentemente.

Sin más que contaros por ahora me despido hasta la próxima entrada.

Un saludo y gracias por leerme.